La Sociedad del Duelo
21Jun/060

Edificio a la deriva

Cada vez que le daba la espalda al edificio de enfrente parecía acercarse más al mío. Ante mi incredulidad no pude dejar de hacer la prueba. Cuando me apartaba de la ventana avanzaba un palmo, a veces un metro. Lo veía en la sombra proyectada sobre el suelo que parecía querer engullirme. Si me giraba de repente para sorprenderlo, se burlaba desde su rigidez. Así que no tuve más remedio que vigilarlo para que no acabara colisionando contra mi edificio.
De los tres carriles que tenía la calle apenas quedaba ya uno y en cuanto me relajaba ganaba terreno de forma inexorable engullendo todo a su paso. Antes de abandonar mi atalaya por razones fisiológicas se me ocurrió tomar una referencia con el fin de calcular a qué velocidad se desplazaba. Para ello me fijé en el paso de peatones al que le quedaban cuatro rayas y media. Cuando regresé del baño – tan sólo un minuto después – dos de ellas habían desaparecido. Ya ni siquiera los coches podían entrar en la calle.
Después de muchas horas vigilando su avance, el silencio o quizá la poca luz que se colaba por la estrecha vía, animó a mi cansancio a que se permitiera una cabezada. Me despertó el gran estruendo al colisionar los dos gigantes de ladrillo. Tan sólo tuve tiempo de saltar a una de las ventanas del edificio asesino en el momento que se tragaba la mía. Desde allí pude ver cómo la casa en la que había vivido durante treinta años desaparecía justo debajo de mis pies.
Ahora, cada día, despierto en un barrio distinto y con más gente en la habitación.
Filed under: Intercuentos No Comments
12Jun/064

Turandot


¡Que nadie duerma!
¡Que nadie duerma!
¡También tú, oh princesa,
desde tu gélida estancia miras como las estrellas
tiemblan de amor y de esperanza!
Pero mi misterio está bien oculto
¡Nadie sabrá mi nombre!
No, ¡Lo diré sobre tu boca cuando la luz resplandezca!
¡Y mi beso romperá el silencio que te hace mía!
Nadie sabrá su nombre
¡Y nosotros debemos, ay, morir!
¡Disípate, oh noche!
¡Ocultáos, estrellas!
¡Al alba venceré!
¡Venceré!
¡Venceré!

(Nessun dorma - G. Puccini)

Filed under: Parafraseando 4 Comments
6Jun/060

Las Afueras

por más que se extiendan las ciudades hasta juntarse
unas con otras por más desengaños que el sexo la muerte
o las oposiciones nos deparen quedarán siempre las afueras

la oscuridad de los polígonos industriales la ineficacia
el ministerio de obras públicas por más que se empeñen
colectivos ciudadanos asociaciones de vecinos seguirán

amaneciendo los restos del amor en las afueras

(Las Afueras - Pablo García Casado)

Filed under: Parafraseando No Comments
3Jun/060

Until the end of the world

In my dream I was drowning my sorrows
But my sorrows, they learned to swim
Surrounding me, going down on me
Spilling over the brim
Waves of regret and waves of joy
I reached out for the one I tried to destroy
You...you said you'd wait
'til the end of the world

En mi sueño ahogaba mis penas
Pero mis penas aprendieron a nadar.
Venciéndome, hundiéndome
Derramándose por el borde
En olas de arrepentimiento, olas de regocijo
Intenté conseguir lo que un día quise destruir.
Tú, tú dijiste que esperarías
hasta el fin del mundo.

(Until the end of the world - U2)

Filed under: Parafraseando No Comments