Monthly Archives: November 2006

Emblema sobre el viento

EN este parpadeo de la Historia,
Historia que no alcanza ni a ser un parpadeo
relativo a las hojas del calendario astral;
con el extraño escoplo de la lengua,
lengua que significa justamente
una manera de sentir el mundo;
quiero dejar inscrito sobre el viento
un emblema privado que desafíe al énfasis:
Tu amor ha ennoblecido lo que existe.
Tu amor, que representa el testimonio
completo del amor, tu lengua propia,
el limpio parpadeo con que observas
nuestro común hogar del calendario.
Tu amor, que significa por sí mismo
la mejor forma de sentir el mundo,
el justo emblema
con que el amor se inscribe sobre el viento,
y con el viento pasa entre la Historia.

(Emblema sobre el viento – Carlos Marzal)

Fallo LITERATURA COMPRIMIDA

Fallo del jurado del Concurso de Microrrelatos LITERATURA COMPRIMIDA – Programa CREACIÓN

El granadino Ginés Salvador Cutillas es el vencedor de la primera edición del concurso de microrrelatos Literatura Comprimida organizado por el Servicio de Juventud de la Comarca de la Sidra dentro de su programa CREACIÓN. La obra se titula La desesperación de las letras, y está escrita con menos de 200 palabras tal y como establece la norma esencial de este certamen.

El Programa Creación del Servicio de Juventud Comarca de la Sidra continúa haciendo público los fallos de los distintos jurados de sus certámenes. Tras el fallo de la Bienal de Arte Emergente ahora toca a la literatura. El pasado viernes se reunió en última sesión el jurado del Concurso de Microrrelatos Literatura Comprimida, compuesto por Julián Fernández Montes, Francisco Ayala, Elías Carrocera y Juan Basilio González quienes decidieron conceder el único premio de este certamen, consistente en 600 euros y diploma, al relato “La desesperación de las letras” cuyo autor es el granadino Ginés Cutillas. Una historia escrita con menos de 200 palabras que narra toda una lucha de los libros ante la mediocridad.
El cuento ha sido seleccionado entre más de mil presentados desde todo el mundo, una participación que ha sobrepasado de largas las expectativas previstas. La herramienta lo ha permitido. Se trata de una iniciativa que utiliza como único medio, tanto para la convocatoria como para la inscripción y presentación de los trabajos, internet a través de la web del Servicio de Juventud comarcajoven.com. Los únicos requisitos tener menos de 35 años, presentar una historia escrita en 200 palabras o 1.500 caracteres.
Internet también va a ser el medio de publicación de los mejores relatos seleccionados. De esta manera a lo largo del mes de diciembre se presentará la publicación en edición digital “Literatura Comprimida”, que recopila aquellas obras que el jurado ha destacado y que se podrá descargar gratuitamente desde la web del Servicio de Juventud.
Literatura Comprimida ha sido la gran novedad del Programa de difusión cultural CREACIÓN que desde hace ya seis años convoca el Servicio de Juventud y Cultura de la Mancomunidad Comarca de la Sidra con el apoyo de la Obra Social y Cultura de Cajastur.
___________________________

Noticia en La Nueva España

Entrevista en Punto Radio (97.9 Asturias)

Me basta así

Si yo fuera Dios
y tuviese el secreto,
haría
un ser exacto a ti;
lo probaría
(a la manera de los panaderos
cuando prueban el pan, es decir:
con la boca),
y si ese sabor fuese
igual al tuyo, o sea
tu mismo olor, y tu manera
de sonreír,
y de guardar silencio,
y de estrechar mi mano estrictamente,
y de besarnos sin hacernos daño
-de esto sí estoy seguro: pongo
tanta atención cuando te beso;
entonces,
si yo fuese Dios,
podría repetirte y repetirte,
siempre la misma y siempre diferente,
sin cansarme jamás del juego idéntico,
sin desdeñar tampoco la que fuiste
por la que ibas a ser dentro de nada;
ya no sé si me explico, pero quiero
aclarar que si yo fuese
Dios, haría
lo posible por ser Ángel González
para quererte tal como te quiero,
para aguardar con calma
a que te crees tú misma cada día,
a que sorprendas todas las mañanas
la luz recién nacida con tu propia
luz, y corras
la cortina impalpable que separa
el sueño de la vida,
resucitándome con tu palabra,
Lázaro alegre,
yo,
mojado todavía
de sombras y pereza,
sorprendido y absorto
en la contemplación de todo aquello
que, en unión de mí mismo,
recuperas y salvas, mueves, dejas
abandonado cuando -luego- callas…
(Escucho tu silencio.
Oigo
constelaciones: existes.
Creo en ti.
Eres.
Me basta.

(Me basta así – Ángel Gonzalez)

Love will tear us apart


When the routine bites hard
and ambitions are low
And the resentment rides high
but emotions won’t grow
And we’re changing our ways,
taking different roads
Then love, love will tear us apart
again (4)

Why is the bedroom so cold
Turned away on your side?
Is my timing that flawed,
our respect run so dry?
Yet there’s still this appeal
That we’ve kept through
our lives
Love, love will tear us apart again (4)

Do you cry out in your sleep
All my failings expose?
Get a taste in my mouth
As desperation takes hold
Is it something so good
Just can’t function no more?
When love, love will tear us apart
again (4)

(Love will tear us apart – Joy Division)

Me he quedado sin pulso

angelgonzalez.jpg
Me he quedado sin pulso y sin aliento
separado de ti. Cuando respiro,
el aire se me vuelve en un suspiro
y en polvo el corazón de desaliento.

No es que sienta tu ausencia el sentimiento.
Es que la siente el cuerpo. No te miro.
No te puedo tocar por más que estiro
los brazos como un ciego contra el viento.

Todo estaba detrás de tu figura.
Ausente tú, detrás todo de nada,
borroso yermo en el que desespero.

Ya no tiene paisaje mi amargura.
Prendida de tu ausencia mi mirada,

contra todo me doy, ciego me hiero.

(Me he quedado sin pulso – Ángel González)

Redemption Song


Old pirates, yes, they rob I;
Sold I to the merchant ships,
Minutes after they took I
From the bottomless pit.
But my hand was made strong
By the ‘and of the Almighty.
We forward in this generation
Triumphantly.
Won’t you help to sing
These songs of freedom? –
‘Cause all I ever have:
Redemption songs;
Redemption songs.

Emancipate yourselves from mental slavery;
None but ourselves can free our minds.
Have no fear for atomic energy,
‘Cause none of them can stop the time.
How long shall they kill our prophets,
While we stand aside and look? Ooh!
Some say it’s just a part of it:
We’ve got to fulfil de book.

Won’t you help to sing
These songs of freedom? –
‘Cause all I ever have:
Redemption songs;
Redemption songs;
Redemption songs.

[Guitar break]

Emancipate yourselves from mental slavery;
None but ourselves can free our mind.
Wo! Have no fear for atomic energy,
‘Cause none of them-a can-a stop-a the time.
How long shall they kill our prophets,
While we stand aside and look?
Yes, some say it’s just a part of it:
We’ve got to fulfil de book.
Won’t you help to sing
Dese songs of freedom? –
‘Cause all I ever had:
Redemption songs –
All I ever had:
Redemption songs:
These songs of freedom,
Songs of freedom.

(Redemption song – Bob Marley)

La tregua

Lunes 13 de mayo

Son marrones. A veces miel. La estaba mirando, quizá con demasiado detenimiento, y entonces ella me preguntó: “¿Qué tengo señor?”. Qué ridículo que me diga “señor”. “Tiene la cara tiznada”, dije como un cobarde. Se pasó el índice por la mejilla (un gesto suyo bastante característico que le estira el ojo hacia abajo, no le queda bien) y volvió a preguntar: “¿Y ahora?”. “Ahora quedó impecable”, contesté, con un poco menos de cobardía. Se sonrojó, y yo pude agregar: “Ahora ya no está impecable: ahora está linda”. Creo que se dio cuenta. Creo que ahora sabe que está pasando algo. ¿O lo habrá interpretado como un halago paternal? Me da asco sentirme paternal.

(La tregua – Mario Benedetti)

Cálculos infinitesimales

donne.jpgLA luz de esas estrellas ya ha ocurrido.
En una lejanía inapropiada
para nuestra penosa sensatez,
ya han muerto las estrellas que miramos.
Millones de millones de años luz,
agujeros del tiempo inconcebibles,
la confabulación de la energía,
más allá de cuanto nos resulta soportable,
en una aterradora fiesta sin nosotros.
Todo el escrupuloso asombro de la ciencia
parece que conduce hasta este asombro
con que contempla el cielo un ignorante.
Según nos dicen, hay que seguir viviendo
cercados de preguntas sin respuestas.
Nuestras lentes exploran las galaxias
y nuestra pequeñez sólo es tangible
en el inmaculado abismo de los números,
en el sagrado horror
de cálculos infinitesimales.
¿Hacia dónde conducen estas cavilaciones
de aturdido astrofísico? Estas cavilaciones
no conducen. Estas cavilaciones ya han estado,
ya han sido desde mí en otro yo que ha muerto
en la distancia. Todo lo que refulge es luz marchita.
Ser es un fui que un no soy yo contempla
desconcertado desde un planeta ajeno.
La Historia y el futuro han sido para siempre
y acosan desde lejos, ya ocurridos.
La vida es la nostalgia incorregible
de habitar un rincón del firmamento
que sólo se ha erigido en el pasado
y cuyo planisferio hemos perdido.

Así que cuando te amo ya te he amado.
El dolor que te causo y que me causas
es un dolor tan viejo que no duele,
aunque puedas pensar que está doliéndonos,
y ese fuego eucarístico en el que me consumo
es un simple capricho de las cronologías,
un voluntario error de apreciación
con respecto al pasmoso suceder de las cosas.
Nuestra felicidad ya no nos pertenece,
vivimos de prestado en lontananza,
que es el inconcebible tiempo de las constelaciones.
La perpetua ordalía de tu cuerpo
es el altar de una ciudad hundida
en donde los ahogados de mí mismo
aún mantienen un culto que ha perdido a sus fieles.
El temblor de quererte, el estremecimiento
de coincidir contigo en esta nada
quizá es una ilusión de mi memoria astral.

Y el caso es que no importa.
No importa que no podamos ser, porque hemos sido;
no importa que en ti no pueda estar, porque ya estuve,
no importa si lo que ya ha acabado nunca nace.

Me incumbe la conciencia del álgebra celeste
y en lugar de alejarme de ti los números me acercan.
No puedo comprender esas distancias
y aunque las comprendiera no las vivo.
Hay una plenitud crepuscular
en la conspiración del universo
para que no nos encontremos tú y yo.
Ya no concibo una embriaguez más grande
que ese convencimiento con que irradias
la falsa luz de las estrellas muertas.

(Cálculos infinitesimales del libro Metales Pesados – Carlos Marzal -Valencia 1961-)

The whole of the moon


I pictured a rainbow
you held in your hands
I had flashes
but you saw then plan
I wondered out in the world for years
while you just stayed in your room
I saw the crescent
you saw the whole of the moon!
The whole of the moon!

You were there at the turnstiles
with the wind at your heels
You stretched for the stars
and you know how it feels
To reach too high
too far
Too soon
you saw the whole of the moon!

I was grounded
while you filled the skies
I was dumbfounded by truths
you cut through lies
I saw the rain-dirty valley
you saw Brigadoon
I saw the crescent
you saw the whole of the moon!

I spoke about wings
you just flew
I wondered, I guessed, and I tried
you just knew
I sighed
but you swooned
I saw the crescent
you saw the whole of the moon!
The whole of the moon!

With a torch in your pocket
and the wind at your heels
You climbed on the ladder
and you know how it feels
To GET too high
too far
Too soon
you saw the whole of the moon!
The whole of the moon!

Unicorns and cannonballs,
palaces and piers,
Trumpets, towers, and tenements,
wide oceans full of tears,
Flag, rags, ferry boats,
scimitars and scarves,
Every precious dream and vision
underneath the stars

You climbed on the ladder
with the wind in your sails
You came like a comet
blazing your trail
Too high
too far
Too soon
you saw the whole of the moon!

(The whole of the moon – Waterboys)