La Sociedad del Duelo

28 April 2008

Ojalá

Filed under: Parafraseando — gines @ 10:30 pm

(Ojalá – Silvio Rodriguez)

Canción de amor de la joven loca

Filed under: Parafraseando — gines @ 1:12 pm

Cierro los ojos y el mundo muere;
Levanto los párpados y nace todo nuevamente.
(Creo que te inventé en mi mente).
Las estrellas salen valseando en azul y rojo,
Sin sentir galopa la negrura:
Cierro los ojos y el mundo muere.
Soñé que me hechizabas en la cama
Cantabas el sonido de la luna, me besabas locamente.
(Creo que te inventé en mi mente).
Dios cae del cielo, las llamas del infierno se debilitan:
Escapan serafines y soldados de satán:
Cierro los ojos y el mundo muere.
Imaginé que volverías como dijiste,
Pero crecí y olvidé tu nombre.
(Creo que te inventé en mi mente).
Debí haber amado al pájaro de trueno, no a ti;
Al menos cuando la primavera llega ruge nuevamente.
Cierro los ojos y el mundo muere.
(Creo que te inventé en mi mente).

Sylvia Plath

26 April 2008

Ensayo sobre el microrrelato

Filed under: varios — gines @ 11:36 pm

José Ángel Muriel acaba de publicar en su blog sobre literatura la primera parte de mi ensayo sobre el microrrelato.
No hace mucho también publicó un microrrelato mío.
Muchas gracias por sus referencias.

Prometheus nº 25

Filed under: varios — gines @ 11:28 pm



El amigo y editor argentino Nicholás Hochman, me ha comunicado que ha salido el nº 25 de la revista digital de literatura Prometheus.
Espero que la disfrutéis

25 April 2008

César Requesens. Lectura doble

Filed under: varios — gines @ 8:43 pm


El próximo lunes 28 de abril, recibiremos en edición especial de ‘De mes en cuando‘ a César Requesens.

César, un habitual de estas veladas nocturnas en el Café-libros Anaïs de Granada (C/ Buensuceso, 13), nos presentará su relato ‘Tú no eres tú’. El cuento despertará sin lugar a dudas un sinfí­n de sensaciones que hará temblar nuestros sentidos, siendo además una compilación de imágenes poéticas que lo convierten en una verdadera delicia estética.

Esta publicación, la número 26 de la colección, será presentada también en Barcelona en el Café Rouge, foco cultural en la zona del Paralelo barcelonés. El acto, programado para el viernes día 2 de mayo, pretende ser una forma de hermandad entre las actividades de De mes en cuando en el café Anaï­s de Granada y las del café Rouge en Barcelona, y como tal tendremos el gusto de recibirlos en Granada próximamente.

César Requesens (Melilla, 1965) es escritor y periodista afincado en Granada.

Autor de relatos recogidos en antologí­as como ‘Cuentos del alambre’ o ‘Cuento vivo de Andalucí­a’, ha publicado la novela ‘Soul & Heaven Marketplace-‘El supermercado del espíritu’, (Ediciones PuraVida, 2007). Actualmente prepara la edición del libro de relatos ‘Tú no eres tú’ (I y II) y de los libros ‘Granada secreta y subterránea’ y ‘Libro de las Granadas del mundo’.

En la actualidad dirige en Granada el Taller Estable de Creación Literaria del Centro Cultural Universitario Casa de Porras e imparte cursos de Creación Literaria para el Centro Andaluz de las Letras de la Junta de Andalucí­a.

Director de la revista www.eloteador.com, trabaja como redactor y columnista del diario La Opinión de Granada, donde coordina el suplemento literario PERIFERIA-LIBROS.

21 April 2008

Las líneas de la mano

Filed under: Parafraseando — gines @ 11:20 am

De una carta tirada sobre la mesa sale una línea que corre por la plancha de pino y baja por una pata. Basta mirar bien para descubrir que la línea continúa por el piso del parqué, remonta el muro, entra en una lámina que reproduce un cuadro de Boucher, dibuja la espalda de una mujer reclinada en un diván, y por fin escapa de la habitación por el techo y desciende en la cadena del pararrayos hasta la calle. Ahí es difícil seguirla a causa del tránsito pero con atención se la verá subir por la rueda del autobús estacionado en la esquina y que lleva al puerto. Allí baja por la media de nilón cristal de la pasajera más rubia, entre el territorio hostil de las aduanas, rampa y repta y zigzaguea hasta el muelle mayor, y allí (pero es difícil verla, sólo las ratas la siguen para trepar a bordo) sube al barco de turbinas sonoras, corre por las planchas de la cubierta de primera clase, salva con dificultad la escotilla mayor, y en una cabina donde un hombre triste bebe coñac y escucha la sirena de partida, remonta por la costura del pantalón, por el chaleco de punto, se desliza hasta el codo, y con un último esfuerzo se guarece en la palma de la mano derecha, que en ese instante empieza a cerrarse sobre la culata de una pistola.

(Las líneas de la mano – Julio Cortázar)
Animación

18 April 2008

El inductor

Filed under: Intercuentos — gines @ 12:57 pm

Sólo cuando el teléfono de la esperanza dejó de sonar, se dieron cuenta de que habían contratado a un pesimista.

15 April 2008

Spejismos nº 2

Filed under: varios — gines @ 11:43 am

Acaba de salir el número 2 de Spejismos, la revista literaria electrónica afín a la editorial Traspiés.
En este número se incluye un relato de Juan Gaitán, una crítica del hermano patafísico Miguel Ángel Zapata y un cuento inédito mío entre otros.
Espero que la disfrutéis.

14 April 2008

Una historia doméstica

Filed under: Intercuentos — gines @ 10:48 am

Descubrir las plantas fue extraño pero agradable al fin y al cabo. Siempre había pensado que al estudio de soltero le hacía falta un toque femenino.
Menos agradable fue encontrar tampones usados en la papelera del baño. No porque no fuera normal encontrarlos allí –no quisiera ofender a nadie con mis palabras-, sino porque vivía solo y, que yo supiera, sin pareja estable ni de las otras.
Que cambiara el color de la pared de un día para otro fue inquietante, pero enseguida le pillé su aquel. Daba cierta calidez al piso.
Al poco, los muebles cambiaron de lugar. Eso me molestó. No obstante tuve que admitir cierta lógica en la nueva distribución. Le siguieron otra cortina de baño, una alfombra en el salón, estores en las ventanas, una vajilla nueva, pero también pelos largos en la ducha, montañas de braguitas por todos los cajones y elementos de un estuche de maquillaje desparramados por toda la casa.
Cuando sopesé qué hacer con la intrusa comenzaron las cenas románticas. Llegaba de la oficina y sólo tenía que sentarme a disfrutar de la música, las velas y los exquisitos platos que ignoraba que mi precaria cocina pudiera arrojar.
En agradecimiento, he comenzado a dejarle notas cariñosas en la nevera y rosas sobre la almohada que más tarde aparecen en los jarrones.
Yo trabajo. Ella me cuida. Me consta que somos la envidia de los vecinos: jamás nos han oído discutir.
No la conozco. Y creo que es mejor así.

10 April 2008

Autopsia

Filed under: Intercuentos — gines @ 2:18 pm

La vida fue una de las causas de su muerte.

Older Posts »

Powered by WordPress