Monthly Archives: February 2009

Los hombres distraídos

“Tal vez nos convirtamos en sirvientes de la Cibernética. Pero sentimos que siempre sobrevivirá en algún lugar de la tierra un hombre distraído que dedique más horas al ensueño que al sueño o al trabajo y que no tenga otro remedio para no perecer como ser humano que el de inventar y contar historias. También estamos seguros de que ese hipotético y futuro antisocial encontrará un público afectado por el mismo veneno que se reúna para roderarlo y escucharlo mentir. Y será imprescindible – lo vaticinamos con la seguridad de que nunca oirémos ser desmentidos – que ese supuesto sobreviviente preferirá hablar con la mayor claridad que le sea posible de la absurda aventura que significa el paso de la gente sobre la tierra. Y que evitará, también dentro de lo posible, mortificar a sus oyentes con literatosis.”

(Onetti, “Reflexión literaria”, Acción, Montevideo 13.11.1966)

Mar de por medio

“La revista digital de literatura En Sentido Figurado ha lanzado a la venta el libro Mar de por medio, una recopilación de obras editadas durante el año 2008 en la revista. Nombres como Ángel Olgoso, Miguel Ángel Zapata, Jesús Ortega, Carmen Córdoba, Julián Sánchez Caramazana, Silvia Gallego, Anabel Cornago, José Cruz Cabrerizo y Ginés S. Cutillas, son algunos de los que aparecen.
Entrevistas con Ronaldo Menéndez, Andrés Neuman, Ángel Olgoso, Rosa Montero, Cristina García Morales, Eduard Pascual, M.A. Zapata, Lourdes Aso y Ginés S. Cutillas.
Se puede conseguir en la plataforma Bubok al precio de 15.50€. Los beneficios de la venta del mismo irán, como siempre, a causas benéficas.
http://www.bubok.com/libros/7548/Mar-de-por-medio

Gracias una vez más a Valeria Tittarelli y al resto de redactores de la revista por el esfuerzo desinteresado.

Más se ganó en Cuba

Estaré fuera unos días. Me voy a la Feria del Libro de La Habana a recoger el premio del año pasado. Las aprobaciones a los comentarios cuando vuelva. Pasadlo bien.

La Feria Internacional del Libro de La Habana 2009, que tendrá a Chile como invitado de honor, rendirá homenaje a los trovadores Violeta Parra y Víctor Jara, anunció este lunes el ministro de Cultura de la isla, Abel Prieto.

El ministro subrayó que para la próxima edición de la Feria se van a “reeditar todos los libros o los más importantes títulos de ese maravilloso catálogo” de “autores chilenos que ha publicado la Casa de las Américas a lo largo de su riquísima historia editorial”.

Destacó que la Feria, que concluyó el domingo en Santiago de Cuba (sureste) tras recorrer 42 localidades cubanas en 35 días y vender unos cinco millones de libros, fue visitada por el presidente de la Sociedad de Escritores de Chile y el director de Cultura de la cancillería de ese país.

“Trabajamos con ellos en las ideas preliminares y pensamos que Chile va a hacer un gran papel en la Feria del 2009”, apuntó Prieto.

La próxima edición de la Feria, uno de los eventos culturales más importantes de Cuba, estará dedicada también al 50 aniversario del premio literario Casa de las Américas, y a los intelectuales cubanos Jorge Ibarra (Premio Nacional de Ciencias Sociales) y a Fina García Marruz (Premio Nacional de Literatura).

Qué tal, López

Un señor encuentra a un amigo y lo saluda, dándole la mano e inclinando un poco la cabeza.
Así es como cree que lo saluda, pero el saludo ya está inventado y este buen señor no hace más que calzar en el saludo.
Llueve. Un señor se refugia bajo una arcada. Casi nunca estos señores saben que acaban de resbalar por un tobogán prefabricado desde la primera lluvia y la primera arcada. Un húmedo tobogán de hojas marchitas.
Y los gestos del amor, ese dulce museo, esa galería de figuras de humo. Consuélese tu vanidad: la mano de Antonio buscó lo que busca tu mano, y ni aquélla ni la tuya buscaban nada que ya no hubiera sido encontrado desde la eternidad. Pero las cosas invisibles necesitan encarnarse, las ideas caen a la tierra como palomas muertas.
Lo verdaderamente nuevo da miedo o maravilla. Estas dos sensaciones igualmente cerca del estómago acompañan siempre la presencia de Prometeo; el resto es la comodidad, lo que siempre sale más o menos bien; los verbos activos contienen el repertorio completo.
Hamlet no duda: busca la solución auténtica y no las puertas de la casa o los caminos ya hechos -por más atajos y encrucijadas que propongan. Quiere la tangente que triza el misterio, la quinta hoja del trébol. Entre sí y no, qué infinita rosa de los vientos. Los príncipes de Dinamarca, esos halcones que eligen morirse de hambre antes de comer carne muerta.
Cuando los zapatos aprietan, buena señal. Algo cambia ahí, algo que nos muestra, que sordamente nos pone, nos plantea. Por eso los monstruos son tan populares y los diarios se extasían con los terneros bicéfalos. ¡Qué oportunidades, qué esbozo de un gran salto hacia lo otro!
Ahí viene López.
-¿Qué tal, López?
-¿Qué tal, che?
Y así es como creen que se saludan.

(Historias de cronopios y famas – Julio Cortázar)

25 años sin uno de los grandes


El 12 de febrero de 1984 murió Julio Cortázar en su casa de Paris. Hoy hace 25 años que se fue uno de los más grande escritores de todos los tiempos. No había pasado un año de la muerte de su amada Carol Dunlop.
El escritor aseguraba: “Yo parezco haber nacido para no aceptar las cosas tal como me son dadas”.
La fotografía es una de las últimas tomadas en vida el 26 de agosto de 1983 en Segovia por su amigo y fotógrafo Mario Muchnik.
Cumplía 69 años (siempre pareció más joven).

Carta de Julio Cortázar al Club de Cronopios de Estocolmo

París, 8 de febrero de 1972

Queridos Marina y Paco

Y así es como viajan los cronopios. Un día alguien avisa que hay un paquete en la aduana. Uno va a la aduana y de golpe las dificultades crecen, hay que llenar formularios, explicar que no está enfermo de cólera (el paquete ¿pero quién lo prueba, si para empezar nadie sabe lo que contiene el paquete?). Para probar que no hay cólera ni una bomba habría que abrir el paquete, pero el paquete no puede ser abierto hasta que se haya comprobado que no tiene microbios de cólera o medio quilo de dinamita. Todo el mundo grita, llora, insulta, vuelva mañana, no vuelva nunca, esto no es vida. Se buscan influencias, pero Pompidou tiene una reunión de gabinete y no puede ir a la aduana a abrir personalmente el paquete, de manera que tengo que volverme a casa y poner varias almohadas sobre mi cabeza y una bolsa de hielo por encima de todo. Pasan ocho días, papeles van y vienen, explique por qué recibe un paquete de Suecia/No tengo la menor idea/Si no tiene la menor idea, imposible entregarle el paquete/En ese caso me dirigiré a las Naciones Unidas y a la Shell Max, esto no va a quedar así/Pague cinco francos y llene esta planilla.

Entonces Pablo Neruda me telefonea para decirme que en Estocolmo le regalaron un cronopio negro. Está tan contento, Pablo, tan feliz con su cronopio. Yo empiezo a preguntarme si el parquete, pero la cuestión del cólera sigue en pie y yo no soy ni premio Nobel ni embajador, de manera que vuelva mañana y traiga cinco certificados de domicilio, identidad, buena salud, moralidad y solvencia. El comisario del distrito me tiene lástima: le haremos un solo certificado con todos los datos juntos, y agregaremos al pie: Messieurs les douaniers, assez de connerier, ouvrez d’une bonne fois le colis, nom de Dieu, merde alors.

Y lo abrieron, mis queridos, y el cronopio verde estaba ahí y se moría de risa mirándome, y yo lo tomé en mis brazos e inmediatamente se hizo pis en mi pulóver de cachemira, cronopio desgraciado, y por si fuera poco mi amiga Ugné que estaba conmigo se enamoró instantáneamente del cronopio y el de ella, y así es como el cronopio está en su casa, aterrorizando a todo el mundo y absolutamente feliz, y yo todavía más.

Esto, tal vez, les explicará el retraso con el que les escribo, porque así es como viajan los cronopios y ya pueden verse los resultados. Gracias, muchas gracias, los tres lo decimos al mismo tiempo, Ugné, el cronopio y yo. Al cronopio le gusta París, está sumamente verde y cambia continuamente de lugar. Imposible invitar chicas jóvenes y bonitas porque inmediatamente se instala en sus rodillas y es un espectáculo envidiable y odioso, uno se siente completamente desplazado por el cronopio y él lo sabe y se arrodilla al cuello de la chica y le dice cosas en el oído y la chica se pone muy roja y la reunión toma un aire que recuerda los peores capítulos de Sade. Después el cronopio se apodera del diván más confortable y duerme panza arriba y con un aire de gran felicidad, puesto que ha conseguido destruir todos los principios morales que sostenían la casa. Ni ustedes ni yo somos culpables, los cronopios ya viven por su cuenta, no queda más remedio que resignarse. Para peor uno ama al cronopio, lo cuida y lo acaricia, es el colmo.

He creído de mi deber enviarles este sucinto informe. Me pregunto qué estará pasando en la casa de Neruda, pero no creo que me atreva a preguntárselo.

Los quiero mucho.

(De “La fascinación de las palabras” de Omar Prego Gadea – Julio Cortázar)

Dona de primavera

angelgonzalez.jpg
DONA DE PRIMAVERA.
Al Luis García Montero

Darrere les paraules només et tinc a tu.
Trist el qui mai no ha perdut
per amor una casa.
Trist el qui mor envoltat de respecte i prestigi.
Jo em crec el que passa en la nit
estrellada d’un vers.

MUJER DE PRIMAVERA.
A Luís García Montero

Detrás de las palabras sólo te tengo a tí.
Triste quien no ha perdido
por amor una casa.
Triste el que muere con un aura de respeto y prestigio.
Me importa lo que sucede en la noche
estrellada de un verso.

(Del poemari Edat roja/ Edad Roja – Joan Margarit)