La Sociedad del Duelo
31Mar/097

El final de la infancia

En el colegio lo tenían claro: los regalos de Navidad eran cosa de los padres. Pablito decía que no, que en su casa era Papá Noel quien traía los regalos en Nochebuena. Estaba tan seguro que los apostó todos con los amigos.
Aquella noche, agazapado tras el árbol, esperó con la pistola de su padre entre las manos a que apareciera un año más el hombre de rojo. Sonreía mientras imaginaba la cara de sus compañeros al día siguiente delante de los calcetines vacíos.

Filed under: Intercuentos 7 Comments
31Mar/090

La lectura

La lectura hace al hombre completo; la conversación ágil, y el escribir, preciso.

(Francis Bacon)

Filed under: Parafraseando No Comments
29Mar/096

Los poetas ganan el encuentro


[Los poetas sin tener en cuenta los sentiemientos de los narradores]

Nada se pudo hacer. Los narradores nos encontramos con todas las adversidades juntas. Desde el tiempo atmosférico que nos regaló lluvia en cantidad a la que los poetas son inmunes, pues siempre se mueven en esas orillas oníricas, hasta el árbitro que mostraba una más que clara simpatía por los rosas y que no dudó en sacarme todas las cartulinas que tenía a disposición (hasta una azul ¿?).


[El tercer tiempo]

Seguramente ellos tendrán otra versión: todos sabemos que la historia la escriben los ganadores.
El resultado: 9 poetas - 5 Narradores.
Gracias a todos por el buen rato. Ver correr a Arcas no tiene precio.
Más fotos del encuentro en El ojo de Mateo.
Todas las fotos de Mateo aquí.


[Los dos equipos, juntos al final]
Filed under: varios 6 Comments
27Mar/093

Walking Around

Sucede que me canso de ser hombre.
Sucede que entro en las sastrerías y en los cines
marchito, impenetrable, como un cisne de fieltro
Navegando en un agua de origen y ceniza.

El olor de las peluquerías me hace llorar a gritos.
Sólo quiero un descanso de piedras o de lana,
sólo quiero no ver establecimientos ni jardines,
ni mercaderías, ni anteojos, ni ascensores.

Sucede que me canso de mis pies y mis uñas
y mi pelo y mi sombra.
Sucede que me canso de ser hombre.

Sin embargo sería delicioso
asustar a un notario con un lirio cortado
o dar muerte a una monja con un golpe de oreja.
Sería bello
ir por las calles con un cuchillo verde
y dando gritos hasta morir de frío

No quiero seguir siendo raíz en las tinieblas,
vacilante, extendido, tiritando de sueño,
hacia abajo, en las tapias mojadas de la tierra,
absorbiendo y pensando, comiendo cada día.

No quiero para mí tantas desgracias.
No quiero continuar de raíz y de tumba,
de subterráneo solo, de bodega con muertos
ateridos, muriéndome de pena.

Por eso el día lunes arde como el petróleo
cuando me ve llegar con mi cara de cárcel,
y aúlla en su transcurso como una rueda herida,
y da pasos de sangre caliente hacia la noche.

Y me empuja a ciertos rincones, a ciertas casas húmedas,
a hospitales donde los huesos salen por la ventana,
a ciertas zapaterías con olor a vinagre,
a calles espantosas como grietas.

Hay pájaros de color de azufre y horribles intestinos
colgando de las puertas de las casas que odio,
hay dentaduras olvidadas en una cafetera,
hay espejos
que debieran haber llorado de vergüenza y espanto,
hay paraguas en todas partes, y venenos, y ombligos.
Yo paseo con calma, con ojos, con zapatos,
con furia, con olvido,
paso, cruzo oficinas y tiendas de ortopedia,
y patios donde hay ropas colgadas de un alambre:
calzoncillos, toallas y camisas que lloran
lentas lágrimas sucias.

(Walking Around - Pablo Neruda)

Filed under: Parafraseando 3 Comments
24Mar/092

Andrés Neuman gana el Alfaguara

Andrés Neuman, uno de los jugadores del I encuentro narradores-poetas de Granada, se ha alzado esta tarde con el premio Alfaguara de novela dotado de 133.000 euros con la obra 'El viajero del siglo'. Espero que las cañitas de después del partido las pague él.
Enhorabuena por el premio aunque una pena que perdáis el encuentro.
Filed under: varios 2 Comments
18Mar/0928

I Encuentro Fútbol Narradores-Poetas de Granada


Como ya sabréis muchos, se está organizando un partido de fútbol sala entre los narradores y poetas de Granada para el sábado 28 de marzo.

Los poetas irán con camiseta rosa, los narradores con camiseta negra.

Abro este espacio para que sea un sitio de debate y de calentamiento previo al encuentro.

Espero vuestra participación. Cualquier cambio que queráis hacer, dejad un comentario.

Las cosas, por ahora, están así (entre paréntesis el tamaño de la camiseta):

Fecha: Sábado 28 de marzo por la tarde.
Hora: 19.00-20.00 h. (llegad como muy tarde a las 18.30 para repartir las camisetas)
Sitio: Campo de futbito de Fuente Nueva (Facultad de Ciencias). Al lado de las pistas de voley y la piscina.

Equipo Narradores:
Carmen Córdoba (S)
Pepa Merlo (M)
Jesús Ortega (XXXL)
Matt Pöe (XL)
Jorge Rubio (Portero) (XL)
Pepe Cruz (XL)
Miguel Ángel Cáliz
Ginés Cutillas (XL)

Equipo Poetas:
Miguel Ángel Arcas (XXL)
Andrea Perciaccante (L)
Miguel Ángel Talián (L)
Natalia Manzano (L)
Daniel Cundari (M)
Andrés Neuman (M)
Alejandro Pedregosa (L)

Fotógrafo:

Manuel Mateo (XL)

Entrenadora Poetas:
Marta Badia (M)

Entrenador Narradores:
Jorge Luis Borges (aunque no sé, siempre va ciego) (XXXXXXXXXXXL --> El más grande)

Masajista
Cristina Manrique (S)

Animadoras con Pompom o bocadillos:
Valeria Tittarelli
Inma Maroto (S)

Árbitro:
Juan Carlos Friebe

Gente que no asiste pero quiere camiseta:
Alfonso Salazar (XXL)
Jorge Fernández

REGLAS DEL PARTIDO:

I. Se permite la ingesta de cerveza durante el partido.
II. Éste constará de dos partes (una de 22’30’’ y una segunda de19’07’’).
III. Las patadas a Neuman no serán consideradas falta por el árbitro (si lo hubiera o hubiese).
IV. El encuentro se abrirá con la lectura de un poema por parte de los poetas y un cuento por parte de los narradores relacionado con el fútbol o en su defecto con el amor verdadero.
V. Cada falta pitada (insisto, si hubiera o hubiese árbitro), provocará que el jugador amonestado saque de su bolsillo un poema o cuento y lo lea en voz alta.
VI. Aquello/as que queden vivos tras el partido se irán de cervezas que pagarán los perdedores o en su defecto Neuman.
VII. Como todos sabemos de nuestras cualidades físicas, jugarán cinco personas (¿) por cada equipo y dos de recambio que podrán entrar en el campo en cualquier momento siempre que alguien de dentro le choque la mano y salga del mismo (al estilo de la lucha libre). Así, una carrera por el lateral del campo la podrá empezar un jugador y acabarla otro u otros.
VIII. Aquel que derrame la cerveza al jugador del equipo contrario quedará directamente expulsado (Se votará democráticamente el apaleamiento).
IX. Aquellos que superen la cincuentena, deberán portar con ellos el testamento de últimas voluntades encima. Si en éste no se cita a ninguno de los presentes, el cuerpo será abandonado en el campo en espera de que lo retire el ayuntamiento.
X. Los insultos en rima no serán penalizados.

Filed under: varios 28 Comments
17Mar/091

José González

(Cycling Trivialities - José González en el teatro Cervantes de Málaga. 11/03/2009)

Filed under: Parafraseando 1 Comment
11Mar/090

Nueva televisión literaria

Nace la televisión literaria.

El equipo del magnífico blog literario avión de papel ha inaugurado la nueva televisión literaria aviondepapel.tv.

Felicicidades por la iniciativa y ánimo en vuestra nueva andadura.

Filed under: varios No Comments
11Mar/094

Los mutilados

Al quedarse enfrentados los dos soldados pensaron que se encontraban delante de un espejo. Si a uno le faltaba la pierna izquierda, al otro le faltaba la derecha, y con los brazos sucedía tres cuartos de lo mismo pero del lado contrario, cosa que les venía bien para poder mantener el equilibrio con las ya familiares muletas. En cuanto a los ojos, a ambos les faltaba uno, queriendo la casualidad que fueran del mismo color miel los que resistían en sus cuencas.
Bien pensado, no era ninguna locura sellar aquel pacto en el hospital de campaña: si uno de los dos moría, donaría el cuerpo a su hermano de armas para que, mediante las operaciones oportunas, reconstruyeran a un hombre completo, sin mermas con las que presentarse delante de la enfermera de la que ambos se habían enamorado de una manera irracional.
Desde entonces, no volvieron a conciliar el sueño. Siempre alertas, siempre temerosos de las intenciones de su otra valiosa y necesaria mitad.

Filed under: Intercuentos 4 Comments
9Mar/092

Casa presa

¿Que cuándo me di cuenta de que la casa crecía? La primera vez que intenté limpiarla. Cuando las primeras gotas del cubo tocaron el suelo, las paredes se alejaron entre sí. Como no creía lo que había visto, hice de nuevo la prueba. Me mojé la mano y salpiqué el piso. Las paredes se alejaron aún más: la habitación crecía cuando se regaba.
La verdad es que me venía bien el asunto porque, siendo doce de familia, la única estancia con la que contaba el hogar se nos hacía más bien pequeña.
No tardamos en repartirnos por todos los rincones con regaderas y comprobar que donde antes había una alacena, ahora había una sala de cien metros cuadrados y que cada uno de sus cajones o estanterías, eran ahora cuartos superpuestos a los que se podían llegar con improvisadas escaleras, o que donde antes había un espacio muerto entre columnas, ahora se podía instalar cómodamente una cama de matrimonio, simfonier incluido.
Pero había un problema. En cuanto el suelo se secaba, todo volvía a su posición anterior. La solución era evidente. Debíamos mantener todo en un ambiente húmedo para que aquello no menguara. Fue Laurita quien propuso montar un jardín tropical dentro de la casa. Así lo hicimos. Pronto, una selva inescrutable se extendió por los largos pasillos. Contábamos ya con espacio suficiente como para no cruzarnos con nadie más de la familia en un mes si así era nuestro deseo. La selva nos proveía tanto de alimento como de agua.
¿Lo más complicado? Quizá fue fijar el nivel de humedad correcto. A veces se nos iba de las manos y la casa seguía creciendo de una forma descomunal. No era lo que queríamos. Cuando llegamos a un tamaño que nos pareció correcto, nos esforzamos en mantenerla de tal manera que no crecieran ni menguaran los espacios.
La familia creció al ritmo de las habitaciones. Los niños se fueron casando y nosotros, mediante nuevos jardines controlados, fuimos ampliando la vivienda para acoger a los nuevos componentes. Luego los nietos… En fin, que casi podríamos decir que montamos una pequeña comarca y que las habitaciones eran los pueblos a los que se llegaba atravesando ricas regiones de plantas y riachuelos.
Nada hacía presagiar la Gran Sequía.
Hacinados en la habitación original, esperamos la época de lluvias. Esta vez, construiremos una presa.

Filed under: Intercuentos 2 Comments