Monthly Archives: March 2011

Miquel Rof en TVB

El amigo Miquel Rof, autor de la portada de mi primer libro de cuentos La biblioteca de la vida y también autor de las ilustraciones que acompañan al koala en unkoalaenelarmario.com, es entrevistado para el programa This is not another freaky TV show de la TVB (A partir del minuto 9:20). En esta entrevista, Miquel nos cuenta su forma de trabajar y nos invita a visitar uno de sus últimos trabajos: El elaborado asesinato de la familia Beihud.

Perversiones en Barcelona

Hoy, 25 de marzo, a las 19:00, se presenta
Perversiones” en La Central del Raval de Barcelona (Elisabets, 6). En esta ocasión el acto estará presentado por Sergi Bellver, secundado por José Ángel Cilleruelo y Ginés S. Cutillas. Y luego, como ya es habitual, habrá un tiempo para la lectura de los relatos. Os esperamos.

José Antonio López (editor de Traspiés/Vagamundos)

El Cortijo del Fraile en estado lamentable

Hace unos años, acompañado de muy buenos amigos, visité el Cortijo del Fraile, perdido en una gran llanura del Cabo de Gata en Almería. En este sitio, ocurrió hace casi ochenta años un asesinato que Lorca aprovecharía para escribir sus Bodas de sangre.
Pasear por estas ruinas es bastante inquietante, y viendo el entorno entiendes perfectamente que pudiera pasar algo así en un sitio tan recóndito. Para llegar, necesitas de media hora por un turbador camino de tierra de casi cuatro metros de ancho (una vieja mina de oro abandonada justifica esta anchura, pues los camiones se tenían que cruzar en el trayecto). Más adelante un camino franqueado por la flor típica de la zona que ya te indica que te estás metiendo donde nadie te llama, y de pronto un valle cultivado que choca con todo el desierto que has cruzado antes. Desde luego, es un sitio mágico, tenebroso.
Un par de años más tarde volví a visitarlo, esta vez acompañado de un fantasma.
Miguel Ángel Muñoz ha sacado fotos muy buenas del Cortijo y reclama que no se deje perder. Estoy con él.

Diles que no me lo marquen en imágenes

Hace un par de meses, Miguel Ángel Molina se puso en contacto conmigo para proponerme hacer un cortometraje basado en el relato Diles que no me lo marquen, aparecido en la Revista 1931 del Granada C.F.
Yo, encantado con la idea, le propuse que nos viéramos para comentar el guión y allí que se vino acompañado del co-director y uno de los actores/guionista (Adrián Baena y Sebas Rodríguez respectivamente). Dos semanas más tarde, a las 6 de la tarde quedamos en la plaza Cataluña de Barcelona. Como no nos conocíamos les dije que llevaran una rosa en la boca. Se lo tomaron al pie de la letra.
Me mostraron su mediometraje anterior Caligari y la verdad que no pude más que felicitarles.
El rodaje está previsto para el 16 y 17 de abril en el campo de fútbol de La Malahá (al lado de Granada). Si alguien quiere ir de extra como público, seguro que es bienvenido.
Y ya de paso: están buscando productor. Valen la pena, os lo aseguro. ¡Ánimo!

Max Aub vuelve a Valencia

Jueves 24 de Marzo: presentación en Valencia. Casa del Libro, Passeig Russafa 11, a las 20 horas. Participarán los escritores Carlos Marzal y Ricardo Bellveser; la Presidenta de la Fundación Max Aub, Elena Aub Barjau; los editores Miguel Ángel Arcas y Carmen Peire, por Cuadernos del Vigía.

Escritores modernos

Ved cómo se refocilan estropeando el lenguaje estos nobles hijos de la ‘actualidad’. Miradlos, por favor: cabezas calvas, luengas barbas, gafas en vez de ojos, como sucedáneo del pensamiento un puro en el hocico, un saco a la espalda en vez de chaqueta, pasilleo y visitas en vez de trabajo diligente, arrogancia en vez de conocimientos, desvergüenza y amiguismo en vez de méritos.

(Paralipomena – Arthur Schopenhauer)

El koala en la revista de Granada EntreRíos

Acaba de apercer la Revista de de arte y letras EntreRíos, Nº 13-14, de Granada, dirigida por Mª Luz Escribano Pueo. Un monográfico llamado “Los que cuentan”, coordinado y prologado por Carolina Molina. Edición ilustrada por Isabel Roldán García y en la que presentan sus relatos más de cuarenta escritores españoles, entre ellos Andrés Neuman, Ángel Olgoso, Cristina Fernández Cubas, Feliz J. Palma, Hipólito G. Navarro, José Abad, José María Merino, Juan Jacinto Muñoz Rengel, Julia Otxoa, Medardo Fraile, Miguel Ángel Zapata Carreño, Rosa Regás… Muchos buenos amigos.
Yo participo con una selección de siete microrrelatos de “Un koala en el armario”.

Reseña en el blog Reseñados

Un koala que un buen día entra en nuestra casa y se dirige al armario para dormir, un equipo de fútbol que entrena cada día jugando con otro supuesto equipo que se ejercita en la mitad oscura del campo, un oficinista que habita en un ascensor, un tipo que se pasa una tarde mirando el misterio que oculta una puerta de la que salen o desaparecen personas, tales son los argumentos que Ginés S. Cutillas inventa para Un koala en el armario, argumentos extraídos de una vida cotidiana sesgada, contemplada con una mirada propia que tiene unas reglas que no siguen los cauces de la normalidad, sino que superan la realidad para crear otra nueva. Ésa es la virtud más importante del autor, Ginés S. Cutillas (Valencia, 1973).

Da la impresión de que últimamente se está moviendo algo en el cuento español y quizás Cutillas aporta su grano de arena. La lectura de Un koala en el armario no deja de recordarme algunos de los libros más celebrados de Juan José Millás como No mires debajo de la cama o El orden alfabético antes de que otros derroteros le llevaran a un más que mediocre Dos mujeres en Praga. No en vano Cutillas tiene la virtud de crear mundos que se rigen por normas propias que a los ojos de la razón pueden parecer simplemente absurdas o repentinas. El autor imprime un estilo característico a sus historias, un estilo que nos lleva a la sorpresa, a la extrañeza, al delirio e, incluso, a la risa. Relatos tras los que después de una narración más o menos creíble, una frase final, como un mazazo, nos sitúa en un terreno desconocido, absurdo, sin sentido. El término perplejidad será uno de los que más utilice el lector tras la lectura y asimilación de su contenido. Algunos cuentos necesitan de más de un simple vistazo y otros de un reposo para sacarle todo el jugo, porque Cutillas es un autor que esconde la carta definitiva en las últimas palabras.

De entre los más celebrados me inclino por La puerta, cuyo argumento ya he desgranado al principio, Desconfianza ciega o el grandísimo y delirante, casi diría marxista, por los hermanos Marx, El botón rojo. Pero no menos delirantes son El equilibrio del mundo o El mundo desde mi bañera. También descubrirá el lector qué se esconde tras un misterioso funcionario que siempre da las mismas respuestas en El funcionario, o la razón que se oculta tras una carta en Motivo de devolución y sabrá cómo y porqué uno acaba viviendo con una desconocida en Una historia doméstica.

Qué más decir de un libro que provocó que todo un vagón de metro se fijara en mí tras soltar una sorpresiva carcajada.

(Luis Vea García – Blog Reseñados)