La Sociedad del Duelo

29 September 2011

Trànsit

Filed under: Parafraseando — gines @ 10:04 am

A l’hora de la mort el sacerdot va provar d’assistir-lo i ell, amb un filet de veu, li preguntà:

—Perdoni, mossèn: quines garanties tinc?

—Tot depèn de la voluntat que vostè hi posi… —va respondre-li l’eclesiàstic amb un to altament professional.

I el moribund va tancar els ulls, amb una conformitat que hauria de servir d’exemple. L’un se’n va anar i l’altre es va quedar, tots dos submergits en un mateix misteri.

(Trànsit – Pere Calders, en el 99 aniversario de su nacimiento)

26 September 2011

Cuando fuimos jóvenes y hermosos

Filed under: Parafraseando — gines @ 10:38 am

(Gloria – U2)

22 September 2011

Presentación del fondo especial dedicado al microrrelato

Filed under: varios — gines @ 1:50 pm

El día 29 de septiembre, a las 19.00 horas se presenta el fondo especial dedicado al microrrelato en la biblioteca Esteve Paluzie de Barberà del Vallès.
Desde antes del verano, vengo hablando con Guri Comallonga, el técnico especialista en biblioteconomía del centro, para organizar esta reinauguración de la biblioteca como especialista en microrrelato concediéndome el honor de ser uno de sus asesores.
La Biblioteca Esteve Paluzie se convierte así, desde septiembre de 2011, en la primera biblioteca especializada en el género del microrrelato y crea y mantiene un fondo especial dedicado a este género literario con los objetivos de fomentar la lectura, difundirlo y ser referencia para los aficionados y las aficionadas al relato breve.
Entre las distintas actividades proyectadas, realizaré un taller de dos jornadas sobre el género y también seré jurado, junto a Flavia Company y Jordi Pinyol, de un concurso de microrrelatos.
Este jueves 29, habrá una lectura junto a buenos amigos (Laia López, Alex Chico, Fernando Clemot y Jordi Corominas) en el acto de presentación del fondo (Unos 160 ejemplares inicialmente).
Espero veros por allí.

Más información en el blog de la biblioteca: La microbiblioteca.

21 September 2011

Pedregosa, una mente criminal

Filed under: varios — gines @ 11:29 pm

Cuelgo aquí la presentación del libro “Un mal paso” de Alejandro Pedregosa que tuvo lugar ayer en Barcelona.

El año pasado por estas fechas (el 22 de septiembre para ser exactos), presentábamos en este mismo lugar la anterior novela (“Un extraño lugar para morir”) de mi buen amigo Pepo, Alejandro Pedregosa.

En aquella ocasión, los celos me nublaron y seguramente haya gente aquí que aún recuerde aquella lamentable presentación que titulé “Por qué odio a Alejandro Pedregosa”, enumerando uno a uno los motivos, tanto personales como literarios que me llevaban a semejante afirmación, sin querer reconocer que detrás de todo ello palpitaba la más pura de las envidias, pues a día de hoy me sigue ganando en premios literarios, libros editados y un año más tarde, incomprensiblemente, sigue siendo más joven que yo…

Pero he tenido una año para pensar en lo que hice: no estuvo bien, el amigo vino aquí confiando que le iba a hacer una buena presentación y no se la hice, y supongo que con ésta me quiere brindar otra oportunidad para que me enmiende: mal hecho.

Hoy, aquí, no sólo haré de nuevo gala de mi envidia (sana se entiende) sino que además con mis sesudas investigaciones intentaré encerrarle en la cárcel unos cuantos años, regalándole así el bien más anhelado para un escritor: el tiempo. Para ello, demostraré públicamente su implicación en el robo del siglo: el Códice Calixtino de la Catedral de Santiago.

Antes de que me abucheen los abundantes familiares y amigos con los que siempre se rodea el muy cobarde, permítanme que les leas este pequeño extracto de la noticia publicada el 7 de julio de 2011 en El Correo Gallego, y por favor quédense con esta fecha que el autor utiliza insistentemente en sus libros: San Fermín.
“Robo del siglo: desaparece el Códice Calixtino de la Catedral de Santiago
Puede ser el robo del siglo. Uno de los libros más importantes del mundo acaba de desaparecer del Archivo de la Catedral. El Códice Calixtino, un documento histórico de incalculable valor, ha sido robado en la basílica compostelana. La Policía de toda España está ya advertida y busca desesperadamente al autor o autores de este robo de alcance internacional. Su falta se descubrió el martes 5 a las ocho y media de la tarde. En ese momento, responsables del Archivo de la Catedral informaron al deán, José María Díaz, de que el Códice Calixtino no estaba en su sitio habitual…”

Ni corto ni perezoso me fui a la wikipedia para ver en qué consistía este códice y mi sorpresa fue máxima al leer lo que allí ponía (textualmente):

“El Codex Calixtinus o Códice Calixtino es un manuscrito iluminado de mediados del siglo XII. Constituye una especie de guía para los peregrinos que seguían el Camino de Santiago en su viaje a Santiago de Compostela, con consejos, descripciones de la ruta y de las obras de arte así como de las costumbres locales de las gentes que vivían a lo largo del Camino. También contiene sermones, milagros y textos litúrgicos relacionados con el Apóstol Santiago.
Este documento se conservaba en la Catedral de Santiago de Compostela, pero el 7 de julio de 2011 se notificó su desaparición de la caja fuerte donde estaba custodiado…”

Expuesto así, es fácil que piensen que esto no relaciona necesariamente a Pedregosa con el robo, pero como dice un personaje de su propio libro, la inspectora Cárol: “hace tiempo que dejé de creer en las casualidades”. Les invito a que hagamos el mismo ejercicio que el autor aquí presente hace magistralmente en sus novelas negras: el ejercicio de relacionar datos aparentemente disjuntos para llegar a un desenlace totalmente lógico.

Hablemos pues de la película que nos puso cardiacos a todos los jovenzuelos en la década de los 90: Instinto básico. En esta película, una escritora utiliza una novela suya como la mejor de las coartadas para evitar que le inculpen por un asesinato que ella describe tal cual en su historia. ¿Cómo va a ser tan tonta de relatar en su obra la forma en que mata a su amante y describir la posición exacta en que la policía lo encontrará? Con este argumento tan débil y algunas escenas de cama nos marean 120 minutos y nos hacen mirar hacia otra parte en nuestra búsqueda del culpable. Me consta que Pepo tiene una visión amplia del cine y no perderé esta segunda oportunidad que tan generosamente me otorga para enfatizar su mal gusto en elegir el argumento de una película tan infame como propio para esconder su robo.

El libro que presentamos hoy “Un mal paso”, publicado por Ediciones B justo un mes antes de este lamentable suceso (junio 2011), cuenta como una estatua decapitada y gemela de otra, desaparece del museo catedralicio de Santiago de Compostela sin dejar ni rastro. Al poco, la cabeza del hermano gemelo del deán de la catedral, catedrático de la universidad, aparece en Zubiri, un punto del Camino de Santiago con una nota dentro de la boca: “Eu nom te espero”. A partir de aquí, el comisario de la ciudad Suso Corbalán (un “hombre medio gordo, medio calvo, medio alto y medio guapo” en palabras del autor) comienza a tirar del hilo. El primer sospechoso es un anarquista y esquizofrénico, ex compañero del catedrático que va dejando notas con ese mismo lema escritos en post-its en las verjas de la catedral, basándose en que hace años le pego una paliza por motivos académicos. Este simpático personaje oye una voz interior que asegura ser el escritor gallego por excelencia: Álvaro Cunqueiro. A este loco lo acompañan una psiquiatra lesbiana, un parado reconvertido a limpia hogares, un perro un tanto viejo y desaliñado llamado Diderot (en honor al enciclopedista francés) y un gitano que le da cobijo por un tiempo en su poblado al reconocerse como él: un hombre libre. También una mujer menopáusica que se despierta todos los días escuchando a Julio Iglesias desde que su marido faltó (otro gallego universal a su manera).

Alejandro Pedregosa, al igual que hiciera en su anterior novela, dota a cada personaje de una humanidad tan veraz que hace dudar al lector realmente de su existencia. Así, el comisario Suso Corbalán tiene una hija de 13 años que inicia su despertar sexual al encontrarle su exmujer Marina un preservativo entre sus cosas. Una ex mujer, Marina, un tanto complicada que intenta conquistarlo de nuevo. La inspectora Cárol, un poco gordiña, que tiene un marido que la ignora y tres hijos que no atienden a razones y que a pesar de todo sigue siendo fiel. El catedrático muerto que nos ocupa, liado con una de las becarias mucho más joven que él, pero que a su vez tiene otras amantes –ya de su edad- de su etapa de estudiante en ciudades tan lejanas como Roma. Un judío repudiado que vive también en la ciudad eterna y que asegura a que el motivo de la muerte del catedrático pasa por una información de la que le hizo portador que echaría abajo todas las mentiras del estado de Israel y que está convencido que el Mosad está detrás de todo ello. Un reputado arqueólogo internacional llamado Amos Roth, que aquejado de un cáncer terminal ya no tiene tiempo para mentiras, un periodista catalán al que su jefe le brinda la última oportunidad antes despedirle obligándole a cubrir las noticias del camino de Santiago con la firme promesa de no caer de nuevo en el alcohol y que trabaja bajo pseudónimo –Emilio Ribeiro, como el vino, para más inri-, un japonés mochilero que no entiende nada pero que sonríe a todo y a todo dice que sí, dos jóvenes vascas que son ángeles protectores del camino, un policía raso que tan sólo alcanza a realizar recados… Todos con motivos suficientes para justificar sus actos que acaban encajando, otra vez, en un desenlace tan poco esperado como sorprendente.

Si además aderezamos todo con las cintas de video extraídas del metro de Roma donde el futuro asesinado se marcha con un hombre que anda de puntillas y del que se sospecha que será su matarife y una furgoneta de congelados robada en un pueblo gallego con la que se pasea el cadáver, o lo que va quedando de él, por todo el camino de Santiago tenemos lo que Pedregosa sabe hacer: una novela negra de una calidad extraordinaria que viene a retratar el día a día de la ciudad Santiaguera. Y cito una vez más a Leonardo Padura, escritor cubano maestro en novela negra: “El escritor se puede quedar en el ingenio, en la superficie, o profundizar en la vida, la sociedad y la Historia; cualquiera de los grandes asuntos de la literatura pueden abordarse desde la novela negra”.

No contento con ello, Pedregosa, en estado de gracia, se permite llamadas telefónicas internovelas a personajes de la primera entrega: al comisario pamplonés Javier Uriza y a su compañero el forense, y acaba con un capitulo delicioso, que ya no aporta nada a la trama policíaca, pero que retrata en tres imágenes acertadísimas el bello transcurrir de la vida, subiendo a categorías de personas reales las tribulaciones de este delincuente, sí delincuente, pues no me he olvidado a donde quería llegar.

¿Sabrían decirme en qué fecha acaba la novela? Exacto: el 7 de julio de 2011, el mismo día en que se hizo público el robo del códice y el mismo día (aunque no año) en que empieza la novela anterior “Un extraño lugar para morir”, reflejando así la obsesión de este autor por tal fecha. No había visto una campaña de marketing semejante desde la publicación de otra novela que también contiene la palabra código en el nombre y que no merece ser nombrada en esta presentación.

Dicho esto, y atado todos los cabos, dígame señor Pedregosa:

¿Dónde estaba usted el Martes 5 de julio de 2011 a las ocho y media de la tarde?

20 September 2011

Presentación de Un mal paso en Barcelona

Filed under: varios — gines @ 12:01 am

Hoy, 20 de septiembre, tengo el gusto de presentar por segunda vez en Barcelona a mi amigo Alejandro Pedregosa.

Dejo aquí la información:

El próximo martes 20 de septiembre, a las 19:30 horas y en la librería Casa del Llibre
(Rambla Catalunya 37), se presentará Un mal paso, la nueva novela de Alejandro Pedregosa.
El autor estará acompañado por el escritor Ginés S. Cutillas.

Un mal paso: Mauro Andrade, catedrático de Historia del Arte en la Universidad de Santiago de Compostela, desaparece en Roma durante la celebración de un congreso internacional. Días después e incomprensiblemente encuentran su cabeza en Zubiri, un pequeño pueblo navarro por donde pasa del Camino de Santiago. Pero, ¿por qué en Zubiri? ¿Y dónde está el resto del cuerpo? El comisario gallego Suso Corbalán será el encargado del caso. Pronto comprenderá que todos los “caminos” son siempre de ida y vuelta.

Alejandro Pedregosa (Granada, 1974). Novelista y poeta. Entre sus libros de poemas destacan En la inútil frontera (Point de lunettes, 2005) y Los labios celestes (Pre-textos, 2008). Su anterior novela, Un extraño lugar para morir (Ediciones B, 2010) es una novela negra ambientada en Pamplona durante las fiestas de San Fermín, con la que consiguió gran acogida de crítica y público.

17 September 2011

The look

Filed under: Parafraseando — gines @ 8:11 pm

(The look – Metronomy)

8 September 2011

Ya tenemos finalistas del Setenil

Filed under: Intercuentos — gines @ 12:13 pm

Una vez reunida la Comisión de Preselección, les comunicamos que, de entre los 64 títulos presentados a esta octava edición del Premio Setenil al Mejor Libro de Relatos Publicado en España, los 10 finalistas son (por orden alfabético) los siguientes:

Título Autor Editorial
“Los ojos de los peces” Abella, Rubén Menoscuarto
“Vidas prometidas” Busutil, Guillermo Tropo
“Pasadizos” Herrezuelo, Juan Instituto de Estudios Almerienses
“Tanta pasión para nada” Llamazares, Julio Alfaguara
“Los pobres desgraciados hijos de perra” Marzal, Carlos Tusquets
“El heladero de Brooklyn” Molero Campos, Fernando Alhulia
“Los muertos, los vivos” Olivenza, Beatriz Torremozas
“Ficcionarium” Palazuelos, Fernando Baile del Sol
“Distorsiones” Roas, David Páginas de Espuma
“Cuentos rusos” Serés, Francesc Mondadori

El fallo del Premio tendrá lugar entre finales de octubre y primeros de noviembre.

Veo un par de amigos entre los finalistas. Buena suerte.

Powered by WordPress